Gana Raul Valdes-Faulí la alcaldia de Coral Gables

0
215

Mientras que Valdes-Faulí obtuvo el 51.11%, Jeannett Slesnick logró el 48.89% de la votación. Ella renunció a su cargo de comisionada, por el grupo V, para presentarse como candidata a la alcaldía.

En conversacion con DIARIO LAS AMERICAS, Valdes-Faulí expresó su felicidad y dijo que los residentes les dieron la posibilidad “de implementar mis ideas sobre problemas como el tráfico, las construcciones y el calentamiento global. Estoy muy contento porque los habitantes de la ciudad compartieron mis ideas”.

La participación electoral en esta contienda fue un poco menor a la de hace dos años. Mientras que en 2015 fueron a las urnas 8.500 personas, este martes asistieron a los puestos electorales 8.471 habitantes de ese municipio.

Esto significa una participación del 26.26%. El registro electoral de Coral Gables es de 32.261 habilitados para votar.

La nueva comisionada del grupo III es Patricia Keon, (57.45%) quien derrotó a Wayne “Chip” Withers. (42.55%). En el grupo V habrá segunda vuelta, el proximo 25 de abril, entre Marlin Ebbert (32.82%) y Mike Mena (44.50%) Ninguno de los dos obtuvo más del 50% de la votación exigida por la constitución de la ciudad.

Una jornada sin contratiempos

El colegio electoral de la Biblioteca de Coral Gables fue al parecer el sitio de mayor asistencia de votantes. Ese puesto electoral recogió a los votantes que iban a las urnas dispuestas en la escuela secundaria de Coral Gables.

“Raúl Valdes se dedicó a atacar a mi esposo y no a mí, eso me molestó mucho”, indicó Slesnick en una rápida conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS, suspendida cada vez que la candidata saluda a los votantes que aparecen.

Ella fue la primera dama de la ciudad entre 2001 y 2011. Su esposo [Don Slesnick], en 2001, derrotó a quien hoy es su rival, Valdes-Faulí, quien a su vez fue también fue por ocho años (1993-2001) edil de la llamada “Ciudad Bonita”.

Jeannett Slesnick habla con un votante a la salida de uno de los puestos de votación.
Jeannett Slesnick habla con un votante a la salida de uno de los puestos de votación.

“Eso no es cierto”, refutó Valdes-Faulí el comentario de Slesnick. “Ella dijo que su esposo iba a ser su gran asesor. Y él [Don Slesnick] quebró a la ciudad, la dejó endeudada”.

Votaciones lentas

Como ya es usual en estas elecciones locales, las votaciones son muy lentas, siempre hay más activistas que electores en los alrededores de los puestos de votación, y al final de la tarde, cuando la gente sale del trabajo, se incrementa la asistencia a las urnas.

Yuleisi Montalvo, residente de Coral Gables, dijo que votó por Slesnick porque ella, según esta votante, “está en contra del exceso en las construcciones”. No le parece que su ciudad sea insegura y si algo pasa dijo que la policía “aparecía en segundos”.

Otra votante, Emily, votó por Valdes-Fauli por razones personales y también porque le gustaron los años en los que el candidato fue alcalde. “Vivo en esta ciudad desde hace treinta años”, reveló.

Raúl Valdes-Faulí (segundo de izq.a derecha) con simpatizantes a la entrada de uno de los colegios electorales de Coral Gables.

Los problemas

Slesnick indicó que no pagó encuestas para saber sus niveles de aceptación. Pero reconoció que la elección puede ser muy apretada.

Hay temas que preocupan a la comunidad. Uno de ellos es la ola de construcciones en la ciudad. De proyectos que se están ya desarrollando y los que están pendientes de aprobación.

El actual alcalde de la ciudad, Jim Cason, dijo que Coral Gables no se iba a convertir en un distrito como Brickell, en el que lo residencial y lo comercial se mezclan, y la densificación se ha incrementado de manera exponencial al igual que la altura de los edificios.

Por ejemplo: en 2015 había 18 proyectos aprobados. Ahora hay más de 40, lo que significa un total de 4 millones de pies cuadrados de área en construcción. Esto es más de lo que se hizo en un periodo de diez años.

El otro tema es la seguridad. Hace dos años esa fue la bandera de Ralph Cabrera, el oponente de Cason, para conquistar la alcaldía. No lo logró. Se ha hablado de que es un problema de percepción más que de realidades.

Las estadísticas más recientes muestran el siguiente panorama: la ocurrencia de un delito en Coral Gables es 69% más baja que en el resto de la Florida y 62% más baja que en el resto del país. Pero cuando se trata de delitos contra la propiedad, está un 14% por encima del promedio estatal y un 29% por encima del promedio nacional.

diariolasamericas.com

----------Publicidad---------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí