‘El abrazo de la serpiente’ no ganó, pero hizo historia en los Óscar

0
784

eltiempo.com 

La cinta húngara «El hijo de Saúl», ambientada en el horror del campo de concentración de Auschwitz, se llevó este domingo el Óscar a la Mejor película de habla no inglesa.

El film, dirigido por László Memes, se impuso a la colombiana ‘El abrazo de la serpiente’, la francesa ‘Mustang’, la jornada ‘Theeb’ y la danesa ‘A War’.

La producción colombiana, dirigida por Ciro Guerra, había ingresado el pasado 18 de enero a la lista de las cinco nominadas definitivas en la categoría de habla no inglesa.

“La gente alrededor del mundo y de culturas muy lejanas tuvo una conexión emocional con la película. Hay mucha gente interesada en buscar otras formas de ser humano, otras formas de vida y la forma de vida amazónica es algo de lo que todavía tenemos mucho que aprender. El Amazonas es una identidad muy fuerte latinoamericana”, dijo Guerra a su llegada a la ceremonia de entrega de la edición 88 de los premios Óscar, que se llevó a cabo en el teatro Dolby de Los Ángeles.

El realizador, cesarense de 34 años, recorrió la alfombra roja al lado de su productora, Cristina Gallego, y los actores de El abrazo de la serpiente Antonio Bolívar y Brionne Davis. Varios medios los asediaron.

El relato del filme se centra en los viajes al Amazonas que hicieron los exploradores Theodor Koch-Grunberg y el estadounidense Richard Evan Schultes, así como las relaciones que establecieron con los habitantes del lugar y el entorno violento al que eran sometidos por los colonizadores.

Parte de la inspiración para realizar la película fue tomada de los diarios de dos expedicionarios que visitaron el país en el siglo pasado.

En la cinta, Grunberg viaja junto al joven Karamakate, el último miembro indígena de una comunidad arrasada por caucheros, a través de la selva en búsqueda de la yakruna, una planta que todo lo cura y que en el caso del explorador alemán le permitirá recuperarse de una enfermedad que loa queja.

Décadas más tarde, un Karamakate viejo emprende un viaje con el etnobotánico Richard Evan Schultes con el fin de ubicar esta misma planta para que este pueda soñar.

 EL TIEMPO*
*Con agencias
COMPARTA marta_arias_largo_luis
----------Publicidad---------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí