Crisis de poder y escándalo financiero afectan a la CAMACOL EEUU

0
200

MIAMI.- Como “atrincherado” en las oficinas de la Cámara de Comercio Latina de EEUU (CAMACOL), describió Mercy Saladrigas, hasta hace poco tiempo vicepresidenta de la organización, la postura adoptada por Nelson Tarke, quien fue destituido por la junta directiva de su cargo como presidente de la entidad.

Una serie de presuntas irregularidades en el manejo de las finanzas y otros aspectos complementarios condujeron a que los directivos de la institución acordarán la remoción de Tarke. Sin embargo, el empresario que fue nombrado al frente de CAMACOL en 2015 decidió de manera unilateral mantenerse en el cargo, bajo la premisa de que solo la asamblea general lo puede destituir.

Saladrigas declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS que entre las motivaciones de los directivos de la organización para adoptar esa medida contra Tarke se cuentan presuntas anomalías en el uso de la tarjeta bancaria, pagos personales a manera de salario quincenal, contrataciones con firmas externas, ausencia de informes financieros y despido de “personas valiosas” del staff de la entidad.

Saladrigas, quien al igual que otros antiguos miembros de CAMACOL fue destituida del cargo, indicó que Tarke cambió los guardias de seguridad del edificio y no permitía el ingreso de los miembros de la junta directiva. También aseguró que Tarke habría amenazado en varias ocasiones con llamar a la Policía si alguien pretendía acceder a la sede de la institución sin su consentimiento.

Según testigos, en la tarde del viernes 23, varios agentes de la Policía se presentaron en el edificio donde se encuentran las oficinas de la CAMACOL, en La Pequeña Habana, con la intención de desalojar a Tarke, quien abandonó la instalación por su propia voluntad y en su automóvil.

“Destitución es ilegal”

Tras estos señalamientos, el abogado Eladio Armesto, quien funge como portavoz del destituido presidente de la CAMACOL, sostuvo que Tarke se mantendrá ejerciendo las funciones encomendadas el 25 de septiembre de 2015 porque “solo la asamblea general de la institución tiene la potestad para removerlo del cargo”.

“Lo que ha ocurrido es que un grupo pequeño de directores y exdirectores no quieren respetar las leyes del estado de la Florida y la normas de la institución, y se han atrincherado en contra del presidente (…). Estos directores han conspirado para socavar la autoridad del presidente y los objetivos de la CAMACOL como cámara de comercio y motor del desarrollo económico”, afirmó.

Armesto explicó que la asamblea general de socios del gremio solo puede ser convocada de tres maneras: por el presidente, con una petición firmada por el 25% de los miembros de la institución o mediante un pedido de la mitad más uno de los miembros de la junta directiva.

“La junta consta de 35 miembros, es decir, que con 18 miembros se podría convocar la asamblea general, pero no es lo que ha ocurrido en este caso”, afirmó.

Según el portavoz de Tarke, “en la CAMACOL no ocurre nada grave en estos momentos y lo único es que algunos directores se han sublevado en contra del presidente y han tratado ilegalmente de presionarlo para que le entregue las riendas de la institución a Saladrigas, quien, a pesar de ser abogada, ha actuado de forma poco ética, ilegal y contraria a las leyes del estado de la Florida”.

Aseguró que Tarke está preparando una auditoría con una firma externa para mostrar el desempeño financiero desde que asumió la presidencia de la CAMACOL y también el estado de las finanzas de la entidad en los últimos seis años. Y acotó: “Los récords de la institución están a disposición de cualquiera que los quiera conocer”.

Sobre el ingreso a la edificación, Armesto manifestó que “se mantendrá lo que dice una carta del abogado de la CAMACOL, que prohibió el acceso a personas que ya no son parte de la institución”.

Presunta irregularidades

Para Saladrigas, los “malos pasos” de Tarke empezaron un mes después de que asumiera su cargo como presidente, al aprobar gastos a nombre de la compañía West Indies Tecnologies, por un valor superior a los 16.000 dólares.

De acuerdo con la exdirectiva de la entidad, el primer cheque emitido a esa empresa tiene fecha de noviembre del año pasado, y luego se emitieron dos más en enero, uno en marzo y otro en el mes de julio. “No sabemos de quién es esa compañía, tal vez son sus amigos, y todo lo hizo a espaldas del board, que debe aprobar cada dólar que se gaste”, aseveró.

Otro de los señalamientos de Saladrigas indica que Tarke se habría “autoaprobado” un salario quincenal de 2.500 dólares, pasando por encima de la junta de directores, que le negó esa posibilidad si antes el ejecutivo no proporcionaba un informe del estado financiero de la entidad.

“En mayo pasado, él conformó un comité, dirigido por él mismo, que recomendó que el señor Tarke recibiera un salario, pero la junta dijo que no podía aprobarlo hasta que él presentara un reporte financiero; sin embargo, más tarde encontré unos cheques pagados a Tarke. Él [Tarke] me dijo que eran unos reembolsos de gastos, extrañamente por la misma cantidad de 2.500 dólares cada quincena”, aseguró.

Saladrigas reveló también que durante las pesquisas realizadas por ella misma hasta su desvinculación de la CAMACOL, logró encontrar unos pagos efectuados con la tarjeta de banco de la institución durante un viaje que hiciera Tarke durante las Navidades del año pasado.

Según Saladrigas, Tarke estuvo en Nueva York entre el 27 de diciembre y el 1ro. de enero de este año, “posiblemente en compañía de su familia”, y utilizó la tarjeta de la entidad para el pago del hospedaje en un hotel por un monto de 7.000 dólares.

“Eso me indignó demasiado y le pregunté por ese gasto, pero su respuesta fue que había ido a Nueva York a reunirse con un delegado de Hong Kong, que participaría en el Congreso Hemisférico, lo cual parece otra de sus grandes mentiras”.

De acuerdo con el testimonio de Saladrigas, Tarke también habría ordenado la compra de nuevas computadoras para “cambiar las viejas” sin la autorización previa de la junta directiva. Además, “la Cámara está pagando 2.000 dólares mensuales a una compañía por el servicio de fotocopiadoras”, anotó.

Las consecuencias

El estado de crisis desatado por el enfrentamiento entre el presidente de la CAMACOL y la junta directiva de la entidad ha derivado en el retiro de importantes firmas comerciales que por muchos años pertenecieron a esa organización.

Fernando Domínguez, otro de los directores destituidos por Tarke, afirmó que los supuestos malos manejos del presidente de la institución motivaron la renuncia de socios como Publix, Sedano´s, Camilo Muebles, American Airlines, Farmacias Navarro, Associated Grocers y Wind Solar Energy, entre otros.

Olga Ramudo, propietaria de Express Travel, otra de las compañías que se retiró de la institución, indicó que tomó la decisión de desvincular su empresa de la CAMACOL porque no está contenta con las actuaciones y la falta de transparencia de Tarke.

Por su parte, Randy Espinet, conocido empresario y economista de Miami, y miembro de la entidad, afirmó a DIARIO LAS AMÉRICAS que espera que la presente situación sea superada de manera satisfactoria para bien de “CAMACOL, una institución de gran prestigio y necesaria para la ciudad”.

Desde el momento de ser informado de la crisis que atraviesa CAMACOL, DIARIO LAS AMÉRICAS ha intentado contactar a Tarke por diferentes vías para conocer sus comentarios sobre las acusaciones en su contra.

Al cierre de esta información, Dianelys García, quien se encarga de las relaciones con la prensa en la CAMACOL, envió un correo en el que indica que Tarke podría recibir a uno de nuestros reporteros el próximo lunes.

----------Publicidad---------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí