Confidenciales, hacker Sepulveda hablara más? Los cambios en cancillería?

0
671

 

PARA REGRESAR A LA PRIMERA PAGINA DEL NOTILOCO  

SENADOR JUAN MANUEL GALAN 

DANIEL CORONELL   Fatalidad y Chatarra

DANIEhttp://www.semana.com/opinion/articulo/daniel-samper-ospina-matrimonio-de-maria-antonia-santos/478178

SAMPER OSPINAhttp://www.semana.com/opinion/articulo/daniel-samper-ospina-matrimonio-de-maria-antonia-santos/478178 La paz sea contigo

El REVERBERO DE JUAN PAZ

PANTALLA Y DIAL EDGARD HOZZMAN

EL JODARIO Las tres del tintero de Gardeazabal

20 NOTICIAS NUEVAS DIARIAS “LA PATILLA”

VICTOR BENITEZ -Ford y Google se alian para desarrollar autos autónomos

CONFIDENCIALES-WWW.SEMANA.COM

 Cifras curiosas

Esta semana se hicieron públicas las declaraciones de renta de la mitad de los ministros del gabinete, pues como no era obligatorio publicarlas, no todos las presentaron. Este es el patrimonio líquido de cada uno de los que aceptaron revelarlas: 1) Clara López, 2.257 millones de pesos. 2) Germán Arce, 2.100 millones de pesos. 3) Mauricio Cárdenas, 1.442 millones de pesos. 4) Juan Fernando Cristo, 1.367 millones de pesos. 5) Gina Parody, 1.065 millones de pesos. 6) Elsa Noguera, 799 millones de pesos. 7) David Luna, 545 millones de pesos. 8) Jorge Eduardo Rojas, 206 millones de pesos. 9) Jorge Eduardo Londoño, 101 millones de pesos. Esas cifras son un poco raras, pues un carro puede costar 100 millones de pesos y un apartamento, más de 1.000.

‘Brexit’ y James

Aunque parezca descabellado, la salida del Reino Unido de la comunidad europea puede llegar a afectar la permanencia de James en el Real Madrid. Según las normas vigentes, cada equipo puede tener un máximo de tres jugadores que no pertenezcan a la comunidad europea. En este momento esos tres son James, Casemiro y Danilo.  Sin embargo, a partir del retiro del Reino Unido de la comunidad el jueves pasado, la estrella galesa Gareth Bale ha dejado de ser europeo. Eso hace que en el equipo español hayan quedado cuatro excomunitarios donde solo caben tres. Uno de ellos tendrá que salir.

Vueltas de la vida

La canciller María Ángela Holguín fue clave en destrabar la etapa final de la negociación con las Farc en La Habana y en la organización del superevento oficial en que se hizo el anuncio. Esto llegó a  crear ciertas fricciones con los negociadores oficiales Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo, ya que ellos tenían la ingrata tarea de negarle a la guerrilla muchas de sus desproporcionadas exigencias, y cuando se bloqueaba el proceso, la ministra de Relaciones llegaba como un bombero a apagar el incendio. Eso hizo que Timochenko, Iván Márquez y sus muchachos, quienes habían pasado su vida criticando a la oligarquía, acabaran fascinados con la distinguida y bella María Ángela, descendiente directa de la aristocrática dinastía de los Holguín.

Delfín tranquilo

Uno de los asistentes al Foro Económico Mundial en Medellín fue Esteban Santos, el hijo del presidente. Cuando llegó la hora de almuerzo cruzó la calle con un grupo de amigos para ir a un restaurante al frente de la sede del evento. Una mujer que estaba afuera lo identificó y comenzó a insultarlo a grito herido con toda clase de groserías. El joven Santos no se inmutó, siguió caminando y simplemente entró con su grupo al restaurante. La mujer lo siguió hasta la mesa y continuó lanzándole al oído las mismas groserías. Esteban finalmente le contestó en un tono calmado y conciliador: “Yo estoy muy orgulloso de lo que mi papá está haciendo por la paz de Colombia. Creo que tanto mis hijos como los suyos van a tener una vida mejor por cuenta de ese esfuerzo”.

Negocio no hay

La Sociedad de Activos Especiales, antigua DNE, acaba de poner en venta lo que probablemente es el mejor lote que queda en la mejor zona residencial en el norte de Bogotá. Se trata de la antigua casa de Rodríguez Gacha –el Mexicano–, ubicada en la esquina de la calle 86 con carrera 12,  que había sido objeto de extinción de dominio en 2001. La casa está semidestruida por abandono y el lote, que tiene 5.000 metros cuadrados, tiene un precio de venta de 47.000 millones de pesos. Sin embargo, por el POT ahí no se puede hacer un edificio sino solamente un parque, un colegio, una ONG o un centro cultural. Por lo tanto no es fácil que alguien pague ese platal con esas limitaciones.

Hora de reiniciar

Recientemente la Corte Constitucional dio vía libre a las obras de Serranía de los Nogales, el proyecto urbanístico de Colsubsidio y Pedro Gómez y Cía. en el norte de Bogotá. Por diferencias con los vecinos la construcción de ese conjunto residencial había sido congelada durante tres años. En marzo se llegó finalmente a un acuerdo entre los habitantes del sector, la comunidad y los promotores del proyecto, el cual fue aprobado por la sala plena del alto tribunal. Sin embargo, han transcurrido cuatro meses y los trabajos no se han podido reiniciar pues la Alcaldía Local de Chapinero no ha levantado aún los sellos.

 

Invento fantástico

En el reality en internet de Jean-Claude Bessudo, Gran inventor, el participante Rafael Vides, que va de primero en la competencia, desarrolló un proyecto genial y muy oportuno para Colombia. Se trata de un dron equipado con una nariz electrónica que olfatea desde el aire los químicos de las minas antipersonal y las hacer explotar. La idea sonaba inverosímil hasta que el joven de 25 años, nacido en Apartadó, mostró la efectividad del invento sobre el terreno. El premio para el ganador va a ser de 100 millones de pesos, pero con el registro de las patentes esa cifra se multiplicará.

Actitud desafiante

Sea Search Armada, la firma exploradora que alega haber sido la primera que encontró al galeón San José hace más de 30 años, pretende tener derecho al 50 por ciento de lo que se encuentre en ese naufragio, que la firma calcula puede ascender a 17.000 millones de dólares. El gobierno contraargumenta que las coordenadas que han dado los gringos no corresponden con el lugar donde recientemente el gobierno colombiano encontró el barco. Sin embargo, por motivos de seguridad no se han dado detalles sobre la diferencia entre las dos ubicaciones. Sea Search ha dejado saber que piensa ir en busca del tesoro sin la autorización del Estado colombiano. Eso suena bastante difícil, pues la Armada colombiana sabe dónde está el barco y no se va a dejar.

En SECRETO, EL TIEMPO


Hermanos, protagonistas de la paz

Durante el vuelo a La Habana, el jueves pasado, a la firma del acuerdo sobre el cese bilateral y definitivo del fuego y de hostilidades, el presidente Juan Manuel Santos invitó a su hermano Enrique (exdirector de EL TIEMPO) a dialogar sobre el tema. Enrique Santos ha sido un protagonista clave en el éxito del proceso con las Farc, pero muy discreto. En la imagen, lograda en el avión presidencial, los acompaña la ministra de Educación, Gina Parody.

No habría fiscal el 7 de julio

Aunque la Corte Suprema de Justicia citó a la sala plena para elegir fiscal general de la nación el 7 de julio próximo, la decisión no se podría tomar ese día porque los magistrados estarán en el encuentro de la jurisdicción ordinaria en Cúcuta. Esto quiere decir que la elección del fiscal se tardaría 3 semanas más. Y, a propósito, el fiscal encargado, Jorge Fernando Perdomo, avanza vertiginoso en su campaña para ser procurador general y quiere permanecer el tiempo que más pueda en su actual cargo. Perdomo aspira a que la Corte Suprema lo terne y ha hecho reuniones con senadores de varios partidos.

Peñalosa, en cónclave

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, se reunió el viernes y el sábado en Anapoima (Cundinamarca) con los 50 funcionarios más estratégicos de su administración para medir logros de su gestión y planificar nuevas acciones. Al terminar la primera jornada, Peñalosa estaba contento porque las metas previstas se van cumpliendo. Ayer estaban muy concentrados en definir tareas para cumplir con los desafíos del Plan de Desarrollo. Es el tercer encuentro de este tipo que el Alcalde de Bogotá hace con sus colaboradores.

La sorpresa de Clara López

La ministra del Trabajo, Clara López, invitada por el presidente Santos a la firma del acuerdo en La Habana, relató a unos amigos que el momento clave para ella fue cuando vio a generales de la República, que dirigieron la guerra, hablar con los jefes guerrilleros, todos en una nueva actitud de paz.

Ban Ki-moon, feliz

El secretario general de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon, está muy feliz de testimoniar el fin de la guerra en Colombia. Le queda un año para terminar su labor y no había asistido a algo similar a lo que pasa en el país.

Un punto pendiente

Para poder estampar su rúbrica en el acuerdo final de paz, ‘Timochenko’ tendrá que recibir el aval de los delegados de los frentes de esa organización, lo que implica asistir a su décima conferencia “en las montañas de Colombia”. Esta vez el encuentro será con garantías del Gobierno.

Premio para la Sergio

Silvana Puccini y Yessika Morales, estudiantes de Derecho, Política y Relaciones Internacionales, ganaron el XXI Concurso Interamericano de Derechos Humanos. Superaron a más de 100 equipos de 24 países.

La apuesta por Donald Trump

Los abogados de algunos personajes involucrados en el escándalo por corrupción en la FIFA y la Conmebol hacen fuerza para que Donald Trump gane las elecciones en Estados Unidos. Dicen que si triunfa Hillary Clinton, la justicia de ese país no se detendrá e irá por personajes más pesados conectados con el megaescándalo.

Gaviria y Santos

El presidente Juan M. Santos invitó al expresidente César Gaviria a almorzar a Palacio, para hacer las paces. La relación entre ambos había quedado maltrecha luego de la terna para fiscal general. Gaviria se quejó públicamente de que Santos no lo quería.

 ALTO TURMEQUÉ EL ESPECTADOR

El profe
En La Habana más de un político felicitó a Santos por buen negociador, cualidad de la que él se precia dándole crédito a Arturo Gómez Jaramillo, quien fuera gerente de la Federación Nacional de Cafeteros. El presidente dice que le enseñó a negociar y que “fue como un segundo padre para mí”, porque Santos estaba muy joven cuando empezó a trabajar en la Federación y el jefe le insistía: “Póngase en los zapatos de la otra personan y trate de ver cuáles son sus intereses antes de plantear una negociación”. Esa ha sido su estrategia con las Farc.

Buena memoria

Desde La Habana, a través de las redes sociales de las Farc, se difundió otra foto histórica: el encuentro entre el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el máximo jefe de las Farc, Rodrigo Londoño, Timochenko. El diplomático es surcoreano y un asesor suyo destacó que sabe de la participación de Colombia en la guerra de Corea, en los años 50, y paradójicamente ahora se da la de él en la paz. Por eso dijo en su discurso: “es un auténtico privilegio participar en este acontecimiento histórico en mi último año en Naciones Unidas”.

La cita

Los asistentes al anuncio de cese el fuego entre Gobierno y Farc coincidieron en aplaudir el discurso de Timochenko por conciliador, pero no cayeron en cuenta que su única referencia literaria fue para Álvaro Salom Becerra, de quien tomó la frase “al pueblo nunca le toca”, título de una novela del escritor, magistrado, diplomático y periodista bogotano (1922-1987), en la que hace una crítica mordaz a la clase política colombiana por corromperse en el poder. Salom Becerra también es autor, entre otras obras, de Un tal Bernabé Bernal, Don Simeón Torrente ha dejado de… deber y El delfín.

Gestos

No gustó entre la delegación del Gobierno Nacional el saludo militar de Timochenko al presidente cubano, Raúl Castro, a la entrada del salón de protocolo de El Laguito, firmes y con la palma de la mano en la sien, pero les gustó que cuando el jefe de Estado colombiano terminó el discurso el pleno de los negociadores de las Farc se pararon a aplaudirlo.

Ciertamente

A más de uno lo sorprendió la presencia del expresidente César Gaviria, quien se ubicó en primera fila frente a las partes, junto al presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, estaba estrenando gafas para ver la firma de lo que no se creía posible tras medio siglo de guerra y se le notó realmente emocionado.

Con toda

La campaña del Gobierno por el “Sí a la paz” tomó más fuerza esta semana. Santos llegó a Cuba luciendo el botón con el letrerito y hubo detalles públicos simbólicos en Colombia, como una ofrenda floral a los pies de la estatua del Libertador, puesta el jueves en la Plaza de Bolívar. La corona tenía en el centro el “Sí” grande sobre fondo amarillo, azul y rojo. En una cinta violeta se leía en letras doradas: “Adiós a la guerra” y al lado un gran letrero blanco que decía: “QEPD la guerra en Colombia 1964-2016”. El mismo mensaje fue publicado en diarios nacionales en la sección de fallecimientos.

Perder es ganar

Quien se vio agotado en segunda fila fue al presidente del Partido Conservador, David Barguil, porque había viajado a Chicago a ver el partido de la selección colombiana, la noche anterior, que se alargó por la tormenta. Se le trastocó el horario y para llegar a La Habana le tocó tomar un vuelo hacia Bogotá con escala en Miami y llegó justo a tiempo para subirse al avión de la comitiva presidencial.

Gran personaje

A los 69 años de edad falleció esta semana el periodista norteamericano Jack Fuller, referente ético del periodismo continental y quien fuera presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) entre 2003 y 2004. Colombia siempre estuvo entre sus prioridades, razón por la cual vino varias veces al país como parte de la Comisión de la SIP contra la impunidad en los casos de periodistas asesinados aquí en medio de la guerra. Decía que don Guillermo Cano era uno de sus faros y su vida fue muy comparable con la de José Salgar, porque, como le pasó al “Hombre de la calle” en El Espectador, trabajó 40 años en The Chicago Tribune, donde comenzó a laborar a los 16 años de edad como mensajero de la Redacción.

En 1986 ganó el Premio Pulitzer y su libro más reconocido se titula Valores periodísticos.

 

 TELEFONO ROSA,EL TIEMPO

                                                       

Rafael Novoa y Adriana Tarud –socios, esposos, amantes y amigos– están en la portada de la revista ‘Aló’ en circulación, que trae además un especial en el que los famosos cuentan sus peores tusas.

Premio a javerianos

Por segunda vez, un equipo de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Pontificia Universidad Javeriana ganó, en Ginebra (Suiza), el título en la Elsa Moot Court Competition (EMC2), que recrea un proceso frente al órgano de solución de controversias de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Los ganadores fueron los estudiantes Cristian Torres, Nicolás Caballero, Santiago Osorio y Daniel Barrera, entrenados por los profesores Alejandro Casas y Simón Hernández. La firma Barrios Montenegro Abogados apoyó al grupo, que concursó con 90 equipos de más de 60 países. La Javeriana era la única universidad latinoamericana y al final venció a las de Lovaina y Queen’s.

Y hay más

Por sexto año consecutivo, la selección Colombia de robots que creó el Grupo de Estudio y Desarrollo en Robótica de la Facultad de Ingeniería Electrónica de la Universidad Santo Tomás representará al país en RoboCup2016, el ‘mundial’ de la robótica. En el equipo de genios desarrolladores están: Carlos Quintero, Saith Rodríguez, Eyberth Rojas, Katherín Pérez, Heyson Báez, Oswaldo Peña y Andrés Reyes. Competirán 20 equipos de 12 universidades de diferentes continentes.

Jorgen Larsson, miembro del Instituto Karolinska en Suecia y de la Asamblea del Nobel de Medicina, estará esta semana en Corferias para participar en el XII Congreso Internacional de Hospitales y Clínicas, que se realizará en el marco de Meditech. El hospital Karolinska es un caso de éxito en Europa.

El viernes pasado, el chef Juan Manuel Barrientos Valencia, creador de la cadena de restaurantes ElCielo, fue panelista de la Cumbre Mundial de Emprendimiento en la Universidad de Stanford, en Silicon Valley (EE. UU.)

 Mataron la paz de Uribe

por: LEÓN VALENCIAwww.semana.com

Estamos ante una paz convenida entre fuerzas desiguales que se han dado cuenta de que prolongar la confrontación solo trae más dolor y tristeza.

Salió a decir Uribe –después del acuerdo sobre el cese al fuego y a las hostilidades bilateral y definitivo, el plebiscito y la dejación de las armas, alcanzado en La Habana este 23 de junio– que su idea de paz estaba herida. No se dio cuenta de que estaba muerta. La mataron Santos y las Farc con sensatez, con realismo, con una paciencia digna de admirar.

Voy a resistir la tentación de explicar punto por punto los trascendentales acuerdos entre el gobierno y las Farc. Las partes ya lo están haciendo y quizás en esto se empeñarán muchos columnistas. Quiero hacer algo más lejano a los lectores y quizás más complicado. Intentaré mostrar por qué no fue posible la paz en el Caguán y por qué tampoco ha sido posible la paz de Uribe. Tal vez esta columna aplaque un poco la conciencia de Andrés Pastrana y alivie la ansiedad vertiginosa de Álvaro Uribe y sus seguidores más fervientes.

En La Habana he oído comentarios muy duros, muy desobligantes, muy tristes, sobre Pastrana. A la vez el expresidente no escatima esfuerzos para atacar las actuales negociaciones de paz y salió a confrontar el acuerdo logrado con una diatriba igual o más amarga que la de Uribe. Pero el error de Pastrana hace 16 años fue no haber comprendido a cabalidad las apreciaciones y pretensiones de las Farc. No le bastó la generosidad con que encaró el proceso.

En aquel entonces la guerrilla tenía la iniciativa y le había propinado 17 grandes derrotas consecutivas al Ejército, estaba convencida de que podía ganar la guerra; creía, además, que Pastrana les debía la Presidencia porque la inclinación manifiesta de Manuel Marulanda a favorecerlo como candidato había hecho la diferencia en una dramática segunda vuelta electoral.

Con estas ilusiones a cuestas las Farc fueron a la mesa de negociaciones a buscar una paz revolucionaria, un gobierno compartido, una reforma profunda a la vida económica y a todas las estructuras políticas del país. En los diez puntos de su plataforma política hablaban de un gobierno de amplia participación nacional. En términos precisos esto significaba un régimen de transición que muy pronto se convertiría en una revolución triunfante.

Eso, desde luego, no era posible, la correlación de fuerzas no les daba, no tenían un gran respaldo en las ciudades, no había un alzamiento urbano, una protesta generalizada en los grandes centros poblaciones, condición sine qua non de una revolución. Las Farc tensaron la cuerda hasta que se rompió, hasta que Pastrana consternado se paró de la mesa de conversaciones y se dedicó a rumiar su fracaso.

Paradójicamente, Uribe ha alimentado su visión de la paz con los mismos ingredientes de aquellas Farc. También creyó que había derrotado al enemigo, que las Farc estaban vencidas, que su única alternativa era entregar las armas, declinar cualquier pretensión de participación política y someterse a la cárcel.

Uribe entonces se dedicó a pregonar una paz imposible, una propuesta de paz que significaba de manera clara y tajante la continuidad de la guerra. Lo hizo durante sus dos mandatos y por eso ni llevó a las Farc a la mesa de conversaciones ni pudo lograr un acuerdo con el ELN en largas jornadas de negociación. Lo ha hecho después de salir del gobierno y lanzarse a la oposición buscando afanosamente acabar a como diera lugar con las negociaciones de La Habana.

Las Farc acosadas, golpeadas, pero lejos de la derrota y la disolución, lejos de su tumba, están firmando la paz posible, una paz con cambios mínimos, una paz con tribunales de justicia, con responsabilidad enorme con las víctimas, con censura implacable a las agresiones a la población civil, al secuestro, al involucramiento con el narcotráfico.

Pero, a la vez, una paz con un gran respaldo internacional, con el reconocimiento de un indiscutible estatus político, con la posibilidad de transformarse en un partido de izquierdas y competir con garantías en el escenario electoral. Un acuerdo de paz que abre las puertas a la normalización de la democracia.

El jueves pasado las partes en La Habana enterraron la paz revolucionaria, la paz que nace de un empate militar manifiesto o de un alzamiento armado triunfante; y enterraron también la paz que surge de la derrota y la disolución de una guerrilla, la paz de un Estado victorioso que puede dictar las órdenes a su adversario vencido. Estamos ante una paz convenida entre fuerzas desiguales que se han dado cuenta de que prolongar la confrontación trae solo más dolor y más tristeza.

Nota. Es un grave error de la Fiscalía -ojalá no malintencionado- la orden de detención para Carlos Velandia y Francisco Galán. Los acusan de participar en el secuestro múltiple de la iglesia La María en el año 2000 cuando ellos purgaban largas condenas en la cárcel de Itagüí. Hubiera bastado que llamaran a funcionarios del gobierno de ese entonces que sabían de sobra que estos guerrilleros no tenían mando alguno y solo hacían de gestores de paz. El presidente Santos debía retornarles el papel de promotores del acuerdo con el ELN y librarlos de la cárcel.

Contraplano

La cuarteta  de las camisetas enfundadas

Por Orlando Cadavid Correa (ocadavidcorrea@gmail.com)

Cuando empezaba la segunda mitad del siglo pasado afloraba en el periodismo criollo un género que marcaría impronta por  la creciente fiebre del balompié que siempre ha ido en alza.

Nacía por aquellas calendas en la crónica deportiva de las cuatro principales ciudades (Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla) una escuela sin maestros, pupitres, ni pizarrones, de quienes se ponían las camisetas de los equipos que amaban, lanzando por la borda la objetividad, una de las 7 virtudes que no deben faltar en el oficio.

Sin ponerse de acuerdo fueron irrumpiendo autónomamente en redacciones y cabinas de radio, cada uno en sus dominios, el bogotano Roberto Posada García Peña, “El Hincha Azul”,  cuando apenas contaba 14 años de edad; el antioqueño José Yepes Lema, ”El Malevo”; el exiliado cubano José Pardo Llada, nacionalizado en la cuna de su Deportivo Cali, y Edgar Perea Arias, “El Campeón”, nacido en Condoto, Chocó, y aquerenciado por siempre en su Barranquilla querida.

Posada –nieto del entonces director emérito de El Tiempo, don Roberto Garcia-Peña– publicaba semanalmente su columna vestida de azul, en homenaje a Millonarios, en las páginas deportivas del matutino de la Avenida Jiménez con la carrera séptima. El hinchismo de «D’artagnan´ languideció a medida que maduró como columnista de quilates políticos y el llamado «Ballet Azul» se convirtió a la sazón en una parodia cumbiambera de las que actuaban para los turistas interioranos en Taganga o Bocagrande.

Yepes aparecía también cada ocho días con su retórico  “Rincón de Casandra” en el desaparecido diario El Correo, en el que lanzaba apasionadas proclamas al Deportivo Independiente Medellín, conjunto al que le dirigía en letras de molde esta macabra súplica: “Oh, todopoderoso DIM, homicidame”.

Pardo molía hinchismo verde azucarado en su “Miradores”: el uno, impreso, en su columna diaria de Occidente, y el otro en sus espacios del medio día, por Radio El Sol, de Todelar. Cuando el cubano resolvió mezclarle política a sus programas radiales, hasta poner unas mayorías importantes en el Concejo de Cali, en elecciones municipales, y conseguir  una curul en la Cámara de Representantes, cambió con frecuencia de cadena, mas no de camiseta verdiblanca, la misma de don Alex Gorayeb.

Perea, quien siempre tuvo puesta la camiseta del Júnior de Barranquilla en todas sus transmisiones, siguió los pasos de Pardo, en la política, y llegó a ser senador de la república y embajador en Suráfrica, la tierra de su ídolo Nelson Mandela.

Casualmente, murieron el mismo año Posada García-Peña, (D’Artagnan), el 23 de febrero de 2009, y Pardo Llada, seis meses después, el 7 de agosto. “El Malevo” dejó de existir el 16 de enero de 2011, en Bogotá, por una insuficiencia cardiaca,  y Perea expiró en una clínica bogotana el 12 de abril de 2016. En “La Arenosa” se le tributó un sentido homenaje de despedida.

Sobreviven de esta camada de parciales de su equipo del alma los periodistas Yamid Amat Ruíz y Daniel Samper Pizano, dos santafereños de hueso colorado.

 

La apostilla: Sobre el origen del apelativo con el que se conoce, tiempos ha, al nuevo campeón del fútbol colombiano, nos escribe el colega Oscar Restrepo Pérez, “Trapito”:

“Me parece que el remoquete del «Poderoso» para el DIM fue una ingeniosa estrategia del periodista Miguel Zapata Restrepo. Espero no estar equivocado, pero tanto don Miguel, como el narrador  Jaime Tobon de la Roche, son genuinamente los dueños de ese mote. José Yepes lo hizo más frecuente y válido. Pueden consultar a Wbeimar Muñoz, que trabajó con Zapata y Tobon, y creo que él puede certificar el tema”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Uribe/Santos: de psiquiatra

Por: Octavio Quintero www.elsatelite.com

La evidente aversión que Uribe siente por Santos no es de tipo político sino psicológico. Según un estudio realizado en el 2010, la ofensa que menos se perdona es la traición; es más fácil olvidarse de la infidelidad, las mentiras, las promesas incumplidas y los secretos no guardados que de una traición.
Uribe se siente traicionado por Santos… Eso es vox populi. Por tanto, a Uribe no se le debe distinguir más con el honroso título de “opositor” al gobierno, sino de psicópata, término que designa la persona que está dominada por un pensamiento fijo o persistente, sea una obsesión, sea una manía o sea una neura.
Un dato curioso del estudio mencionado, publicado por Melissa Dahl, extraído de New York Magazine, es que el único animal que no perdona jamás es el gato doméstico que nunca olvidará a quien algún día lo echó del sofá.
El mismo estudio sostiene que también sufre mucho el traidor. Y el ejemplo es Judas quien, después de vender a Jesús, corrió a ahorcarse del dolor.
Si alguien sabe cómo curar a Uribe de su neura y a Santos de su amargura, se le ruega proceda de inmediato, pues, estos dos psicópatas tienen al país entero al borde de la locura.

 

 

Tomás y Jerónimo, los reyes Midas de Colombia

Por: Cecilia Orozco Tascón  www.elespectador.com

 

Tomás y Jerónimo Uribe, hijos de Álvaro Uribe, que entonces llevaba unos meses en la Presidencia de la República, contaban, en ese momento, con 22 y 20 años respectivamente.

 

Hablamos de 2003. No obstante su juventud y sus obligaciones universitarias, ya se perfilaban, más que por los libros y la ciencia, por una vena empresarial de visionarios: ese año nació una de sus firmas, Residuos Ecoeficiencia, con un modesto capital de $10 millones y con el objeto de negociar chatarra, comprándola a proveedores pequeños y vendiéndola a los grandes exportadores. El dúo de vástagos presidenciales conformó su junta directiva con ellos mismos como miembros principales, y con su abuelo y tío materno —expertos inversionistas— como suplentes. Pese a las protestas iniciales de un grupo de recicladores callejeros que quedaron sin producto para rebuscarse la vida y a cuyos reclamos nadie les puso mayor atención, Ecoeficiencia siguió de largo su marcha acelerada.

Tres años después, en 2006, una entidad financiera suscribió un contrato de fiducia con el representante legal de Ecoeficiencia (Tomás) para que este pudiera adquirir, para su empresa, dos predios rurales equivalentes a 32 hectáreas, en Mosquera (Cund.).

Dos años más tarde, en 2008, el director de la DIAN, nombrado por el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, expidió una resolución en que declaraba “Zona Franca Permanente” esos terrenos. Así se completaba una especie de triple salto mortal en la suerte loca que tuvieron los noveles empresarios pues, poco antes, el alcalde de Mosquera —que después les compró parte de esos lotes a los Uribe— había decretado el cambio de uso de la tierra: de rural la elevó a industrial con lo que hizo posible que esta casara en las actividades de la zona. Así, los predios de los hijos del presidente de la República en ejercicio de su segundo periodo de gobierno, pasaron de costar $33 millones en que los compraron, a $3.000 millones, una valorización de 91 veces su precio, en un lapso de 24 meses.

Saltemos al año 2011. Ecoeficiencia presentó su declaración de renta de 2010 *. Pues bien, quienes ya para esa época eran prósperos negociantes con varias firmas en su haber, millonarios terrenos citadinos, copropiedad de haciendas y de hatos ganaderos, según se ha publicado en informes periodísticos documentados, reportaron que la empresita que arrancó con $10 millones tenía, siete años después, ingresos netos de más de $42.000 millones; un total de patrimonio bruto de $11.000 millones y de patrimonio líquido de $4.500 millones, aproximadamente. El rey Midas estaría orgulloso de, valga la redundancia, su eficiencia.

En el formulario entregado a la DIAN cuando esta ya había entrado a era ajena al círculo presidencial paterno, figuran los siguientes rubros: saldo a pagar por impuesto, 0 (cero); total saldo a pagar, 0 (cero); “total saldo a favor”: $350 millones. Significa que la Nación, es decir ustedes y yo, les debíamos devolver a los hermanos esa suma. Paradójicamente, este reclamo activó una investigación de cuatro años por parte de la entidad que encontró gruesas inexactitudes entre las que se destaca la subvaloración, en cerca de $6 mil millones de pesos, de su renta líquida gravable y, en consecuencia, del impuesto que tenían que pagar.

En conclusión, Ecoeficiencia pasó de pedir devolución, a tener que pagar más de $1.800 millones, sin incluir sanciones e intereses. Con estos, la cifra ascendía a $3.500 millones para un total a pagar de $5.400 millones. Por si fuera poco, la DIAN encontró que proveedores que figuraban en la contabilidad, recibiendo cheques por sus ventas a la empresa, no la conocían; que unas operaciones no fueron realizadas con quienes firmaban las facturas y que cheques girados a unos, eran cobrados por terceros diferentes. A través de abogado penalista, Tomás y Jerónimo Uribe denunciaron a quienes podrían haberlos asaltado en su buena fe, según afirmaron, porque todo sucedió a sus espaldas. Pero más allá de su lío puntual, Colombia todavía no se escandaliza con el enriquecimiento, fuera de serie, de los hijos, apenas pos-adolescentes, de quien fuera el Jefe de Estado durante los mismos ocho años en que ellos amasaron semejantes fortunas.

Sí, con el sector privado, pero con el empujón explícito (como el de la zona franca de Occidente) o implícito del poder Ejecutivo, del que dependen todas o casi todas las actividades comerciales de cualquier país.

* Datos revelados :Noticias Uno,  domingo 19 de junio pasado.

 

PANTALLA & DIAL

Por: Edgar Hozzman

La inolvidable Marlén Tobar

Londonderry New Hampshire, VI- 18-016

Forjó su carrera artística sin el apoyo de ninguna casa disquera, empresario o promotor artístico. Lo que logró, lo hizo gracias a la fe en su vocación, a su determinación de no pasar desapercibida y por cantarle al amor, al desamor y a la vida. Nunca posó de diva, ni de estrella, fue una cantante consciente de sus limitaciones, dueña de una gran personalidad, la que le abrió puertas en Colombia y Los EE.UU. donde se radicó a mediados de los años noventa y logró que su obra tuviera el reconocimiento que no encontró en Colombia. En el 2014, La Asociación de Cronistas del Espectáculo de New York le entregó el galardón, A Toda Una Vida. En el 2015 fue destacada por su meritoria carrera como digna representante de Colombia en el exterior, en la ceremonia de los Premios Gabriela Mistral, Julia de Burgos y Frida Kahlo, el que se entrega cada año en la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Partió con la gran satisfacción de haber vivido de la música sin mendigar éxitos ajenos, ni especular auto promocionándose con escándalos o poses imaginarios.

Marlén luchó hasta el 13 de junio contra una enfermedad con la dignidad, valor y fe de una gran mujer que aceptó todos los retos que encontró en su tránsito por esta dimensión.

Marlen, gracias por tu amistad. Paz en su tumba.

INVITACIÓN DE EXTRAMEDIOS

El dinámico Carlos Villada Duque, director de Extramedios espera reunir este año a 200 comunicadores en la segunda Chicharronada de medios, evento que se desarrollará como preámbulo a La Feria de las Flores. La comilona será el próximo 23 de julio de 1 a 7 pm en La Fonda Palogrande Envigado. Lo importante de este segundo encuentro de comunicadores es el original Festival de La Trova de periodistas, el que contará con un jurado de lujo: Lucero Vilches presentadora de Teleantioquia – Mabel López, gerente de Teleantioquia –Juan Carlos Greiffenstein, gerente de Televida y Cristian Cartagena, gerente de Telemedellín.

Están invitados todos los periodistas de Colombia a divertirse, a degustar una buena picada, aguardientico antioqueño y a concursar trovando por tres tours por el Eje cafetero con todos los gastos pagos. Además escucharán el himno “!Cómo te quiero Medellín!! Interpretado por El Combo de las Estrellas.

EL TITÁN GUILLERMO ROMERO SALAMANCA

Periodista comprometido con las necesidades de los colombianos a quienes nadie escucha, logrando lo que la maquinaria política ofrece y jamás cumple.

Guillermo es el candidato de Pantalla & Dial para ser el Titán Caracol 2016. Durante los tres últimos años ha logrado que más 270 familias mejoren sus condiciones de vivienda, gracias al apoyo del Grupo Ladrillo Verde –compuesto por las ladrilleras Ovindoli, Tablegres y Gredos–, ha repartido más de 1.500 almuerzos en este año para niños de Ciudad Bolívar. Con el apoyo de amigos de Suiza, les construyó un alcantarillado a más de 25 familias de Soacha y en los últimos días está al frente de la cimentación de una escalera que beneficiará a más de 2.500 personas en El Progreso en Cazucá, Soacha.

Hace poco la sección “Gente que le pone el alma” le dedicó un especial y ahí sigue, enamorado de Colombia, de su gente, ayudando acá y allá.

GRANDES MOMENTOS DE COLOMBIA

El más reciente libro del periodista y escritor, Gustavo Castro Caycedo. Es reconfortante para un colombiano radicado en el exterior leer esta obra en la que se resalta a los nacionales que nos han dado grandes satisfacciones con sus proezas deportivas, con el talento y genialidad de los científicos, la sensibilidad de grandes artistas,

Este libro es el testimonio de colombiano comprometido con el país el que cree y ama, por lo que no dudo en escribir esta obra para que las nuevas generaciones accedan a momentos en los que los colombianos vibramos y nos sentimos orgullos de nuestra patria. Son más de 100 inolvidables historias de los momentos estelares desde la Revolución Comunera , la gesta emancipadora, los triunfos de Nairo Quintana , pasando por Sofía Vergara, Edgard Rentería, Shakira, Cochise, Pambelé, Rodolfo Llinas, Hakim, Mariana Pajon, entre otros grandes que han enaltecido a Colombia.

WBEIMAR MUÑOZ

Está reforzando el equipo periodístico de Radio Caracol en el cubrimiento de La Eurocopa. Wbeimar es un periodista de la escuela que proyectó el periodismo deportivo. Formó parte de la inolvidable Polémicadel fútbol, al lado del Ingeniero Peláez, Jaime Ortiz, Edgard Perea, Javier Giraldo Neira entre otros grandes comentaristas que le dieron identidad al decenio de los ochenta.

JORGE ELIÉCER CAMPUZANO

Es indiscutiblemente uno de los mejores cinco narradores del futbol de la historia de nuestro balompié. Un SEÑOR así con mayúscula.

Hoy radicado en Medellín donde trabaja al lado Wbeimar cubriendo el campeonato de futbol por Q’hubo Radio 830 am y disfrutando de la compañía de sus nietos.

Hora 13, noticiero de Teleantioquia donde laboró lo ha  intentado volver a vincular a su elenco a lo que Campuzano se ha negado por respeto a su amistad con Lucho Escobar a quien reemplaza en sus ausencias con la condición de que se le respete la titularidad a Escobar, esto es ser Ético.

RUBENCHO & GOGA.

Los dos periodistas del ciclismo de mayor credibilidad y carisma juntos en el cubrimiento del Tour de Francia. Caracol Televisión se apunta un hit con este binomio, colombo mexicano. Rubencho es la voz del ciclismo más autorizado, respetada y querida de Colombia e Hispanoamérica, Georgina Ruiz Sandoval, “Goga” ha sabido ganarse el corazón de los colombianos, gracias a su devoción por nuestros ciclistas y sus conocimientos de esta disciplina.

LOS ORIGINALES

Es un espacio vespertino agradable, aunque le  sobra el morbo. Jaime Sánchez: a usted tiene suficientes argumentos profesionales para conducir un espacio en la franja familiar, sin recurrir al morbo el que esta fuera de lugar en este horario. Además usted cuenta con excelente equipo periodístico, encabezado por la gran revelación, Nicolás Samper, comunicador cálido, buen contertulio gracias a su conocimiento y manejo del español. Karl Troller, periodista de amplio recorrido, Emilio Sánchez, Disjokey de gran autonomía en todos los géneros musicales. La cuota femenina, excelente, Laura Hoyos, Vanessa Hernández y Laura Acuña. Jaime, las pinceladas picantes dosificadas con respeto, le dan dinámica a cualquier espacio radial, siga el ejemplo de su hermano en La W.

La vulgaridad y la chabacanería déjeselas a Candela y Radio Uno, donde sus creativos no tienen intelecto. “Los Originales “deberían estar en la básica, donde el Tren, se descarriló.

COMENTARIO SIN COMENTARIOS

No quiero ni imaginarme lo que pueda pasar si Nairo gana El Tour. Derribarán la estatua del Libertador en la Plaza de Bolívar de Tunja y en pocos días levantarán otra en mármol  del nuevo héroe boyacense. Será más que un sueño si su entrenador se decide al fin entre Valverde y Quintana. Dilema que desde el Tour pasado tiene a Eusebio Unzué entre dos amores sacrificando al monstruo de Cómbita por su edad, muy joven para el patrón del Movistar. Complejo es el asunto. Los dos amores queman.

“¿Qué he de hacer corazón. Qué he de hacer?” Mientras la fuerza de todo un país pone contra las cuerdas a la multinacional española exigiéndole que Quintana abandone su condición de subalterno y pase a ser el jefe de filas. Movistar y Unzué sólo tienen que responder el llamado de un pueblo y no “mandar a buzón” el sueño de sus clientes en Colombia.

Rubén Darío Arcila, “Rubencho” El Poeta de la loma

=======

Amigos de Pantalla & Dial

Me dirijo a ustedes que tienen conocimiento y los contactos suficiente para solicitarle a través de esta columna a Caracol Televisión que respeten a la audiencia , que no nos discriminen , de un tiempo para acá repiten en el horario de las 7pm el noticiero del mediodía, privándonos de la programación habitual, Código Caracol, la sección deportiva, espacio que me encanta. Señores de Caracol Televisión en New York los colombianos exigimos respeto.

Gracias

Marlen Dimas.

Ex ejecutiva de RCN Radio en los años 60s – New York USA

Pues que bueno que lo CACTURAON como dicen los oficiales de la policía cuando declaran sobre los morticieros, pero el tema  es que pues a veces la policía cuando maneja el tema de la represión pues se pone un poco ruda en el manejo del tema de la  seguridad pues que está muy alborotado. El tema es que los jueces no sancionan pues al que irrespeta la autoridad lo que desemboca en un tema de violencia. Es  pues el tema que quiero tratar hoy para ver pues si Caracol me contrata como corrector pues del tema del idioma.

Orlando López. Periodista  Miami USA

ehozzman@gmail.com

 

 

Colombia y su indignante paradoja

Por: SERGIO CHAPARRO.

*Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad

Twitter: @SergioChaparro8

 WWW. SEMANA.COM

Se ha vuelto costumbre hablar de la paradoja colombiana como la coexistencia de una democracia estable con una violencia endémica.

Se ha vuelto costumbre hablar de la paradoja colombiana como la coexistencia de una democracia estable con una violencia endémica.

Pero esta es solo una de sus caras; la otra es la de una democracia incapaz de resolver injusticias como el hambre, que mata a nuestros niños y niñas.

Algunos han sintetizado la primera paradoja diciendo que la democracia colombiana es como un orangután en sacoleva. Y es que, aunque se ha debatido mucho al respecto, tres aspectos parecen caracterizar a Colombia en comparación con el resto de América Latina. Primero, su estabilidad macroeconómica, que la ha librado de episodios de hiperinflación o la volatilidad en el crecimiento económico que han sufrido varios países de la región. Segundo, la estabilidad de sus instituciones democráticas, lo cual nos ha convertido en uno de los pocos países latinoamericanos que no sufrió golpes militares desde los sesentas, ni la perpetuación en el poder de gobiernos populistas. Y tercero, la prolongación de altos niveles de violencia y uno de los conflictos armados más devastadores del mundo.

Este tercer aspecto -el conflicto armado- nos ha puesto un velo sobre otro hecho paradójico y desafortunado: el que la estabilidad económica e institucional convive con profundas injusticias sociales, como la desigualdad extrema o las muertes por hambre, a un nivel más grave que el que las democracias del mundo usualmente toleran.

Los cientos, quizás miles, de casos de niños y niñas indígenas que han muerto por desnutrición crónica en Colombia son un ejemplo dramático de esta paradoja. Si bien según cifras oficiales hay países con niveles más altos de desnutrición en la región, e incluso, con tasas de mortalidad por esta causa a nivel nacional más altas que Colombia, es difícil encontrar en el mundo una democracia estable y consolidada en la que, sistemáticamente, cientos de niños y niñas de un mismo grupo poblacional hayan muerto, y continúen muriendo, de pura y física hambre (tan solo este año van más de 101 según el Instituto Nacional de Salud).

La tasa de mortalidad por desnutrición y causas asociadas en departamentos como el Guainía es de 155,7 por cada 100.000 niños menores de 5 años. Esto equivale a 22 veces el promedio nacional, y un nivel más alto que el promedio del África Central, la región con el mayor número de muertes por esta causa. Un niño tiene una probabilidad 167 veces más alta de morir por esta causa si nace en La Guajira que en Bogotá. ¿No es, por decir lo menos, una indignante paradoja que un Estado que aspira a ingresar a la OCDE, mantenga a grupos enteros de niños y niñas en situaciones peores que las del Congo o Sierra Leona? No se trata de un problema más de inequidad en el  país, sino del gran fracaso ético y político de nuestras instituciones hoy.

Es verdad que a medida que nos adentramos en la periferia del país el Estado se torna más débil e ineficaz, lo cual puede explicar varias de estas terribles injusticias. También que puede haber corrupción y políticas públicas deficientes o abiertamente regresivas. Pero quisiera enfatizar un factor adicional en esta explicación, las poblaciones marginadas del país –como los indígenas, los afros y los campesinos- tienen una escasa representación en el poder económico y político, o han sufrido la cooptación de espacios de representación por otros actores. Basta comparar la composición étnica, racial o por lugar de procedencia de nuestra selección de fútbol, o de las glorias del ciclismo con cualquier gabinete presidencial, para constatar que se trata casi de dos países distintos. Esta exclusión del ejercicio del poder de estas poblaciones, incluso en presencia de un Estado fuerte, puede terminar perpetuando la indiferencia o ineficacia institucional para corregir las violaciones a sus derechos.

Pero cuando estas poblaciones se organizan para hacer escuchar sus demandas, en vez de ser tomadas en serio como interlocutores que pueden enriquecer la diversidad política en el país y formar parte de la poderosa coalición que se requiere, entre otras cosas, para implementar  los acuerdos de paz, se las termina persiguiendo y arrinconando, al tiempo que se tejen alianzas con quienes pueden ponerlas en riesgo. No es sino ver el ejemplo de los gobernadores en La Guajira en los últimos años (algunos procesados por sus vínculos con la mafia) para entender que algunas élites políticas locales, fortalecidas por sus alianzas con el poder nacional, pueden ser una gran amenaza para los derechos de la población y el ejercicio de la ciudadanía por parte las organizaciones sociales.

Para superar nuestras más indignantes paradojas, estar dispuestos a construir coaliciones con el movimiento social rural y defender sus aspiraciones frente a quienes pueden representar una amenaza en su contra, es tan importante como construir un Estado fuerte en los territorios.

*Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (www.dejusticia.org). Twitter: @SergioChaparro8

 

En Colombia importa un pepino si es el último día de la guerra

Por: Iván Gallo |www.las2orillas.com

‘Están más pendientes de la maizena que se echarán en la cara en la noche cuando gane la selección. Nadie sabe que mañana empieza un nuevo país’

El presidente Santos, a pesar que nos ha recordado mil veces que es periodista, no tiene ni idea de comunicar. Por eso la gente no sabe que hoy es el último día de guerra. Y como nunca pudo explicar que en la historia de la humanidad ninguna de las partes paga cárcel después de firmar un acuerdo, el colombiano promedio amaneció convencido que no hay nada que celebrar. Al contrario, que hay que condenar a Juanpa –este particular chavista apóstol de la Tercera Vía de Tony Blair– por haber entregado el país a las FARC.

La noticia más esperada del siglo pasa sin pena ni gloria en las redes sociales. Hay más quejas, más preocupaciones. Algunos, los beligerantes uribistas de siempre, invocan a Carlos Castaño, al Negro Vladimir y al general Landazábal para que les ayude a contener la invasión comunista que acabará con Colombia. Algunos intelectuales de izquierda trinan sus acostumbrados mensajes cifrados, inteligentísimos, llenos de jerga. Supongo que están felices pero nadie está lo suficientemente feliz como para bailar en la calle, llenar de flores la Plaza de Bolívar, quedarse en silencio solo un momento. Un minuto. Toda Colombia en silencio un minuto pensando en los que fueron asesinados, degollados, mutilados, descuartizados, descabezados, desaparecidos, extorsionados, secuestrados, chantajeados, linchados, calumniados, injuriados, insultados, perseguidos, exiliados, amedrentados, bombardeados, minados, desplazados y humillados en estos 67 años de guerra.

Hemos perdido la sensibilidad. Nos acostumbramos a alimentar el cáncer como si viviéramos en un tugurio, acostumbrados a la mierda, al hacinamiento, a vivir con los cadáveres debajo de la cama. No nos molesta el hedor.

En los ochenta Pablo Escobar hubiera ganado el premio al colombiano del siglo si NatGeo lo hubiera lanzado. La ilegalidad y la muerte se transformaron en el orden imperante. Murieron los antiguos valores, los que igual no impidieron el pase de corbata, el acuchillamiento de bebés, y nacieron la moral de las tetas de plástico, la motosierra, la plata fácil. Una forma de vida que empezará a terminarse mañana en La Habana. Por eso hoy muchos nacieron nostálgicos de la sangre, la añoranza de las montañas de soldados muertos en emboscadas, de las filas de niños llegando con sus padres a la gran ciudad después de haber soportado una toma paramilitar o de las FARC.

En un día de fiesta las redes sociales se agolpan de mierda como si fueran alcantarillas. Piden matar a Santos, a Timochenko, a los estudiantes de la Distrital que llevan dos meses en paro, a los de La Nacional, a León Valencia, desenterrar a Cano, a Marulanda y ponerlos a desfilar como a Roa Sierra por la séptima en un mediodía de abril. Te quieren matar a ti y me quieren matar a mí. ¿Cómo frenar el odio que se viene, el resentimiento de los nostálgicos de la guerra? ¿Cómo llenar esas cabecitas silvestres, esos cerebros vírgenes de ideas? ¿Cómo desinflamar esos egos llenos de nada? ¿Cómo decirles que nos escuchen? No va a ser fácil, nada fácil atenuar el odio insensato.

Así no lo sepan, así estén pendientes  de la maizena que se tirarán en la cara cuando en la noche si es qana la selección. Hoy es un día histórico, hoy empieza la nueva Colombia.

Publicidad

 

 

 

 

 

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

iiiiiiiiiiiiiiiiii

 

 

 

PARA REGRESAR A LA PRIMERA PAGINA DEL NOTILOCO CLICK AQUI 

 

 

----------Publicidad---------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí