Chistes cortos del Notiloco

0
902

pagina-mas-consultada

El marido llega a su casa y encuentra a su esposa en la cama con otro hombre.
Furioso, le grita:
– ¡¿QUE ES LO QUE ESTAS HACIENDO?!
Y la mujer le dice a su amante:
– ¿Lo ves? Te dije que él era un estúpido…

Resultado de imagen para chistes cortos Imagen relacionada

Matrimonios
Un tipo le compró a su esposa un hermoso anillo de diamantes para Navidad.
Un amigo dijo: “Pensé que ella quería uno de esos vehículos deportivos de tracción a cuatro ruedas”.   “Ella quería”, el respondió y continuó: “Pero ¿donde diablos iba a encontrar un jeep falso?”

Primer acto: Se ve el toro, la arena, y el torero.     Segundo acto: Se ve el toro, la arena el torero y el cartero.
Tercer acto: Se ve la arena, el torero, y el toro leyendo una carta.
Cuarto acto: Se ve la arena, el torero, y el toro llorando en una esquina. ¿Cómo se llama la obra?
La carta DE LA TORA.

¿En qué se parece el sol a mí?     En que ambas son notas musicales.

¿Por qué un cazador cierra un ojo al cazar?     Porque si cierra el otro, no ve.

¿Cuál es la única persona que come con los dientes de otros?     El dentista.

Un hombre ve con diversión a un niño que va por la acera montado en una carretilla roja, llevando puesto un casco de bombero y un impermeable amarillo, como un perfecto bombero, pero lo que más extrañeza le causa es que la carretilla es jalada por un perro de bastante buen tamaño… el cual está amarrado a la carretilla por los testículos, lo que probablemente explica el paso tan curioso que lleva el perro.

Acercándose, le dice al niño:
Que buen carro de bomberos tienes ahí, compañero!!!, pero… ¿no crees que el perro jalaría mejor y mucho más contento si lo amarras del cuello en lugar de los testículos?.- Seguro que sí, replica el niño, pero entonces me quedo sin sirena.
Un anciano de 98 años llega al médico para su chequeo de rutina. El doctor le pregunta cómo se siente.
Nunca me he sentido mejor. le responde.
Mi novia tiene18 años.
Ahora está embarazada y vamos a tener un hijo.
El doctor piensa por un momento y dice:
Permítame contarle una historia:
Un cazador que nunca se perdía la temporada de caza salió un día tan apresurado de su casa que se confundió tomando el paraguas en vez del rifle.
Cuando llega al bosque se le aparece un gran oso.
El cazador levanta el paraguas apunta al oso y dispara.
¿Aqué no sabe que pasó?   No se responde el anciano.
Pues el oso cayó muerto frente a él concluye el doctor.
Imposible exclamó el anciano. alguien mas debe haber disparado.
– A ese punto quería yo llegar…

 

 

----------Publicidad---------