Carmenza Jaramillo analiza los beneficios económicos de la Paz en Colombia en periódico Chino

Los beneficios económicos de la Paz en Colombia

Los beneficios económicos de la Paz en Colombia
 Por Carmenza Jaramillo, embajadora de Colombia en la R. P. China.

La reciente firma del “cese del fuego y desarme bilateral y definitivo” entre el Gobierno Colombia y las FARC-EP marcará la transición hacia una nueva era para la economía colombiana. El presidente Juan Manuel Santos ha reiterado en varias ocasiones los beneficios económicos, sociales y ambientales que resultarán de la culminación del conflicto armado en Colombia, situación que ha afectado negativamente al país en los últimos 50 años. El fin del conflicto se traducirá en el aumento de oportunidades de inversión, turismo, agricultura, entre otras.

Fueron muchos los intentos hechos en décadas pasadas, sin embargo, solo el gobierno del presidente Santos triunfó en el objetivo de terminar con el conflicto armado en Colombia. Un complicado y largo proceso de negociación que contó con el apoyo de la comunidad internacional, incluyendo organizaciones internacionales como la ONU.

Se proyecta que con la finalización del conflicto armado haya una sustancial mejora en el ambiente de negocios, que redundará mejores condiciones para los colombianos. Al tener un entorno social en paz, se reducen los altos costos ligados a la seguridad en infraestructura necesarios para trasportar bienes desde y hacia los puertos principales del país. Además, el fin del conflicto, se incrementará la fuerza de trabajo gracias a la integración social de aquellas personas que anteriormente se encontraban inmersas en el mismo.

De forma similar, se estima que el flujo de inversión extranjera directa (IED) aumentará. El año pasado, Colombia fue uno de los primeros 20 países en recibir IED al obtener cerca de 12 billones de dólares a lo largo del año. Proyecciones a futuro muestran que se espera que los flujos de capital extranjero aumenten a casi 36 billones de dólares en los próximos años. Gracias a esto y al mencionado aumento en la fuerza laboral, se espera que Colombia tenga un incremento del ingreso per cápita, de 12.000 dólares en lugar de los 6.800 dólares actuales.

Dado que el ahorro del gobierno destinado a la guerra, el ejército y la seguridad nacional constituye cerca al 3.5% del PIB, con la firma del Acuerdo de Paz se abrirán oportunidades para que el gobierno invierta este dinero hacia proyectos de infraestructura, salud y educación. De igual modo, se abrirán nuevas oportunidades para que compañías privadas, nacionales y extranjeras, tomen ventaja de las nuevas políticas de inserción social, proyectos de desarrollo regional y diversas iniciativas de paz propuestas por los gobiernos regionales y el gobierno central.

En Colombia Paz significa desarrollo sostenible. Muchos serán los beneficios derivados de la decisión de resolver el conflicto armado y lograr la paz en Colombia. Según los expertos, como resultado del éxito del proceso de paz, el PIB de Colombia se duplicará cada nueve años, que es el doble del ritmo al que estamos creciendo últimamente.

Aparte de esto, la firma del tratado de paz promete ser una condición estratégica para el crecimiento de la industria del turismo colombiano en los próximos años. En Colombia, el sector del turismo genera directa e indirectamente, 1.29 millones de puestos de trabajo, lo que representa el 6.1% de la fuerza laboral.

Al respecto, China ofrece un gran potencial en la expansión de esta vital industria. En el último año éste país aportó 120 millones de turistas al mercado internacional, convirtiéndose en el mayor mercado emisor de turistas. Por esta razón, promocionar el turismo chino hacia Colombia es una tarea fundamental. La oferta turística colombiana tiene un fuerte componente en temas de ecoturismo, vida salvaje y aventura, y al estar acompañadas de la riqueza cultural que tenemos, es sumamente apetecida por los viajeros chinos. Colombia recibió 12,498 turistas chinos en 2015, creciendo un 104.8% desde 2012. Aunque estas estadísticas son bajas, cuando se firme la paz y ya no existan problemas de seguridad, estaremos en condiciones para recibir muchísimos más turistas.

Después que se firme la paz, uno de los sectores más beneficiados será el agrícola. Colombia es de los pocos países del mundo con capacidad de ampliar su frontera agrícola. Actualmente tenemos 7 millones 100 mil hectáreas produciendo, sin embargo nuestro potencial es de 44.5 millones de hectáreas aptas para la agricultura.

La consolidación de la paz en Colombia ofrece por ende la posibilidad de incrementar la exportación de productos agropecuarios y la profundización de la cooperación agrícola con otros países como China. Con la gran perspectiva de crecimiento que se perfila para la agricultura colombiana, el gigante asiático se posiciona como el gran nuevo mercado estratégico a conquistar. China es un destino priorizado para la carne vacuna colombiana y el aguacate Hass y esperamos que estos productos puedan entrar pronto al mercado chino, este hecho redundará en beneficios para un alto número de agricultores colombianos.

Estamos seguros que la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP traerá consigo una nueva era de mejora para la economía Colombiana.

(Editor: Rosa Liu,Rocío Huang)

Leave a Comment