El aquelarre: Un soborno, Los Prietos, Antonio Pardo, Fajardo, Valor de una campaña,

 

Aprietan los Prieto de papá Luis

Luis Prieto Ocampo, el viejo

Para quienes están alejados de los medios y del mundo estrato 7, el apellido Prieto no era muy difundido, pero en los últimos meses, gracias a la maldita corrupción que campea en Colombia, esta situación cambió y ahora son conocidos y reconocidos.

El más vistoso es Roberto, relacionado con los escándalos propiciados por la empresa reina de todas las corrupciones, Odebrecht (la multinacional del soborno) medalla de  oro en malos manejos y distribución de coimas en el  continente.

Un hermano suyo,  Mauricio, mencionado ahora como alto ejecutivo de la afortunada firma Market Medios, fue gerente regional de Caracol-Medellín en Antioquia en la década de los ochentas, cuando entre otras noticias generadas aquí se dio la quiebra, considerada fraudulenta por muchos, de  la familia Hallaby.

Pues bien, el señor Mauricio llamó a sus periodistas y les ordenó, en presencia de los propios empresarios, silenciar el asunto y no entregar una información más relacionada con dicho cacao paisa el.  Es decir, cuando se lo proponen, los Prietos aprietan. 

HABRA UN TERCER LIBRO DE ANTONIO PARDO

antonio pardo

 

Mientras se espera que el editor ponga en circulación el tan deseado libro de Antonio Pardo García sobre la gran historia de la radio en Colombia, acabamos de conocer una buena nueva para las legiones de seguidores que tiene en el país el precursor de nuestro periodismo del aire.

El Aquelarre ha sabido en fuentes de buena tinta que el gran formador de periodistas ya empezó a escribir “La odisea del Truandò”.

Se trata de la historia de esa fantástica travesía (por barco, canoa y a pie)  del Atlántico al Pacifico, como lo hizo Balboa. pero esta por el extremo norte de Antioquia y Chocó. Pura  selva virgen. Donde caen más rayos  y lo habitan las mortales mapanas, los sapos dorados, las arañas gigantes  y las terribles avispas culi-rojas que pican y matan.

Pardo nos comentó que lo está escribiendo por sugerencia de Germán Castro Caycedo y porque quiere contar  la sensación que se vive al ver la mujer más  bella del planeta, una negra  chocolate, de ojos verdes, mona .Pero inolvidable por su voz y calidez.

PROGRESISMO COMO FORMULA DE DESPRESTIGIO

petroLos residentes capitalinos, muy a pesar de lo que digan los incondicionales de Gustavo Petro, sufrieron la peor alcaldía de Bogotá en muchas décadas durante la administración progresista. Y para qué repetir la multiplicidad de efectos nefastos para el bienestar de los ciudadanos en la capital si de sobra son conocidos.

Es muy claro lo que se percibe en las acciones de los progresistas con sus permanentes ataques a la administración de Enrique Peñalosa: lo único que les permitirá eludir el título de ser los protagonistas de la peor alcaldía de Bogotá en décadas, es trabajar como sea por el desprestigio de la administración de Peñalosa. Y a eso se dedican por completo. Deberíamos conocer quién dio las instrucciones.

DE ALCALDE “PROGRESISTA” A PRECANDIDATO PRESIDENCIAL

Con los precedentes poco brillantes que Gustavo Petro trazó como ejecutivo en su paso por la alcaldía del Distrito Capital, no entenderíamos que los sufragantes durante el proceso electoral que se emprende en estos dias se dejen encantar por sus magníficos malabarismos verbales –porque talento dialéctico tiene de sobra–, en su búsqueda de ser elegido presidente de Colombia. Sin embargo, quedó demostrado en su alcaldía que de las palabras a las ejecutorias hay un abismo irremediable cuando se carece de las cualidades administrativas indispensables para lograr con éxito los resultados que la ciudadanía espera.

Estas próximas elecciones parece que serán definidas por coaliciones de todo tipo y existen grandes probabilidades de que ocurran hasta las más sorprendentes e inesperadas.

Atardecerá y veremos!

INQUISICION SIGLO XXI

Mientras Colombia evoluciona en todos los aspectos y se pone a tono con la modernidad, algunos quieren regresarla  la época de  la inquisición, con la única ventaja de que los potros de tormento y demás arandelas que usaban los extremistas, puedan ser  ahora de mejor calidad o más sofisticados.

Qué tal Colombia –va de retro Satanás–  gobernada por los ultramontanos Viviane Morales o por Alejandro Ordoñez, o por ambos, a  partir del 2018 ? Lo único positivo sería un incremento sustancial del turismo hacia Cartagena, donde la Casa de la Inquisición volvería a tener plena vigencia porque en el mundo se despertaría curiosidad por conocer la primera etapa de esa nefasta época.

Y lo negativo, que sería todo,  aparte de la vergüenza mundial,  sería que  para completar el aumento del  IVA del 16 al 19%, habría un decreto –ley que obligaría a todos los colombianos a pagar diezmo a los consagrados pastores de cuanta iglesia les diera por crear a estos negociantes.

ANTIOQUIA SIGUE RECUPERANDOSE

luis perez

Luis Pérez

Después del  fondo en que el  anterior gobernador Sergio Fajardo dejó sumido al departamento de Antioquia, la  actual administración de Luis Pérez continúa recuperándolo y subsanando los errores de su antecesor.

En las pasadas horas,  la exigente Fitch Raitings mejoró de manera sustancial la calificación financiera de  la región, pasándola de negativa, donde la dejó Fajardo, a estable.

En lo referente al cumplimiento de la Ley 617, en lo cual también se rajó el anterior gobernador  Antioquiaa alcanzó en 2016 un índice del 35%, frente al negativo de más del 51% en que la dejó  el ahora  pre candidato presidencial.

Los colombianos tienen que aprender que algo va de los sloganes llamativos pero  vanos y del acompañamiento comprometido de algunos medios, a la real monda y  lironda que se encuentran tras algunas gestiones de relumbrón.

UNA EPS EN ESTADO TERMINAL

Así se encuentra la EPM Savia Salud, un engendro que fue creado por el Departamento de Antioquia,  el Municipio de Medellín y la caja de compensación familiar  COMFAMA, actualmente con más de un millón setecientos mil afiliados.

Hace más de un año se hacen reuniones periódicas con el Ministro de Salud o su delegado a la cabeza, en busca de soluciones a su grave situación financiera.  Fórmulas van y fórmulas vienen, al mejor estilo de lo que hacen las EPS con sus pacientes, y nada que se encuentra la solución.

Es que una empresa que debe más de cuatrocientos mil millones de  pesos a los hospitales y  clínicas de Medellín, no puede salvarse con escasos cien mil millones que aunque se ofrecen pero nunca se concretan.

Las cifras anteriores son de hace más de tres meses, así que la situación actual de Savia Salud pueden ser peor en estos momentos.  Pero como el estado de la salud en Colombia es terminal, a nadie le importa un muerto más o un muerto menos, a  pesar de la categoría que pueda tener esté último.

¿CUÁNTO CUESTA UNA CAMPAÑA ELECTORAL PARA SENADO Y CÁMARA?

El interrogante se lo planteó el columnista paisa Diego Calle Pérez en los portales de Eje 21 y Corrientes.

Las campañas políticas son como las fincas de recreo, se tragan la plata que usted les invierta. A las fincas de recreo solo llegan los amigos, los vecinos y los familiares a que se les atienda, pasan bueno y muchos ni pagan la cuota para comprar un merengue. Las campañas políticas son una manera de medir el riesgo de ganar y perder. Pasar el umbral es una hazaña que merece muchas reflexiones que se pueden consolidar en cada campaña.

Las campañas a un concejo municipal y a una alcaldía dependen mucho de la aceptación que tenga el candidato con la mayoría de líderes de barrio, vereda y corregimiento. Para ser gobernador, la campaña debe empezar por quienes ayudan en los pueblos, quienes son los diputados amigos y cercanos y que concejales ayudan con acierto en la campaña.

SACANDO CUENTAS BIEN CLARAS

Nunca lo invertido en una campaña compensa con la reposición en el pago de votos que hace la registraduria. El aval que da el partido político es otro de los protocolos, al fin de cuentas no endosan cheque al portador y el candidato debe emberracar a conseguir fondos vendiendo promesas, tamales, empanadas y morcilla para los fondos de campaña, buscando con ello no arriesgar el patrimonio familiar, algunos más osados hasta venden la casa y la mujer hasta reparte tintos con los sobrinos y los hijos hacen de jefe de debate.

Las campañas en Colombia tienen una particularidad, mucha gente espera conseguir con el candidato el ladrillo, el cemento, la provisionalidad, el puesto por encargo y hasta de libre nombramiento y después renovar la promesa de siempre: “en la próxima campaña le trabajo con más votos”. Hacer cuentas de cuánto se puede tragar una campaña, es hacer ejercicios de estadística al mejor estilo del DANE, nadie sabe dónde se merca con el salario mínimo que se estipula cada año. El umbral de la próxima  campaña electoral para ser senador y tener silla en el capitolio nacional es de 45.000 mil votos, raspando olla, según la lista del partido. Me podría extender, pero esto no es un tratado, es un escrito que hace llorar de la risa.

PEQUEÑA HISTORIA DE UN SOBORNO

Esta historia se la contó al periodista José Absalón Duque el notable comentarista deportivo William Muñoz Ceballos, en la revista “Cierto”, publicación que nunca debió haber desaparecido:

¿Alguna vez le han condicionado la pauta publicitaria para que diga o deje de decir algo?

Me pasó una vez, y tengo de testigos de esto a Hernán Gómez Agudelo (q.e.p.d) y a Carlos Salvador Bilardo. Ocurrió en 1980 cuando se realizaba el Preolímpico en Bogotá. A mí en el mes de octubre del año anterior a ese, me había entrado una pauta muy importante que me habían pagado por adelantado. Se trataba de una persona que me la presentaron y que yo no sabía que iba a comprar al equipo Medellín; era don Héctor Mesa. Él me pagó por adelantado y yo consigné en una cuenta de ahorros. Un día tuve que decir que el Dim no estaba bien, que a todo el mundo le pagaban por anticipado allá y que no había mística, que había mucho cacique y pocos indios. Y me llamó a Bogotá don Héctor y me pegó una insultada la berraca, que entonces él para qué me pagaba. Cómo sería la cosa que al otro día me vine para Medellín; en el mismo avión venían Hernán Gómez y Bilardo y les dije que me acompañaran donde don Héctor Mesa. Le devolví el dinero de la pauta, hice el cheque por el valor total, y le dije: “Usted lo que me compró fue publicidad y no mi comentario”, y hasta luego señor..

Leave a Comment